Ciencia Que Estudia Las TCnicas De La EducacióN?

Ciencia Que Estudia Las TCnicas De La EducacióN
La pedagogía es una ciencia social e interdisciplinaria enfocada en la investigación y reflexión de las teorías educativas en todas las etapas de la vida, no solo en la infancia.

¿Cuál es el objeto de estudio de las Ciencias de la Educación?

Introducción El concepto de educación se ha usado en un sentido muy amplio y ha variado conforme el tiempo histórico, como muy bien lo sintetiza Durkheim: en las ciudades griegas y latinas, la educación enseñaba al individuo a subordinarse ciegamente a la colectividad; en Atenas, se trataba de formar mentes delicadas, cautas, sutiles, amantes de la mesura y de la armonía; en Roma, se deseaba ante todo que los niños se hiciesen hombres de acción, entusiastas de la gloria militar.

En el Medioevo, la educación era ante todo cristiana; en el trascurso del Renacimiento, adopta un carácter más laico y más literario; hoy en día, la ciencia tiene tendencia a ocupar en la educación el puesto que el arte tenía antaño (1975, p.44). A su vez, la historia de la educación es también la historia de la cultura; existe una significación común que cruza el recorrido diacrónico, entendiendo como educación la influencia intencional y sistemática por parte de los adultos sobre el ser juvenil con el propósito de formarlo o desarrollarlo, a la vez que se conserva y transmite la existencia colectiva (Durkheim, 1975 y Luzuriaga, 1971 ).

Por su parte, Runge y Muñoz (2012 ) relevan a la educación como «la praxis de los humanos adultos para con los que están en crecimiento, o para los que necesitan de educación» (p.80). Se observa entonces que en estas conceptualizaciones subyace el acto de enseñar como objeto de la educación.

  • En el siguiente ensayo se presentan los aportes de autores que se han considerado como significativos en relación con este ejercicio reflexivo en torno a la educación como disciplina y objeto de estudio.
  • El debate parece persistir acerca del rango científico de la educación, o si es más correcto hablar de «ciencia» o «ciencias de la educación».

Esta situación también conlleva implicancias en la forma en que se entiende la investigación en el campo de la educación. Al mismo tiempo, la lectura de diversos autores remite a la necesidad de buscar la precisión conceptual y conlleva a una reflexión de dichos conceptos, lo que comprende su contexto de producción y su resignificación actual.

  • La educación como fenómeno La educación es un fenómeno sociocultural de carácter universal, que implica en sí un acto de transmisión cultural de viejas a nuevas generaciones.
  • Se subraya «el carácter más general y fundamental de una cultura: que debe ser aprendida ; o sea, transmitida en alguna forma» ( Abbagnano y Visalberghi, 1992, p.11).

Dicha transmisión es la educación, un fenómeno determinante para el desarrollo individual y social, y desentrañar sus mecanismos y sus leyes «supone acceder a niveles explicativos integradores de las distintas dimensiones de la realidad, física, biológica, psicológica y social, de los que todavía nos encontramos muy alejados» ( De la Torre, 2006, p.16).

  1. Freire revela el significado epistemológico profundo de la educación: la relación, el diálogo entre profesor y alumno, y no solo eso, sino que se otorga dignidad al aprendiz (Andreola, en Gadotti, 2003, p.151).
  2. En esa misma línea, Maturana y Dávila (2006 ) la conciben como «un fenómeno de transformación en la convivencia, en un ámbito donde el educando no aprende una temática, sino un vivir y un convivir» (p.32), con los seres humanos y la naturaleza.

De acuerdo con lo anterior, según Maturana, la tarea de la educación consiste en «crear un espacio relacional en el que nuestros niños puedan crecer para vivir en el presente, en cualquier presente, conscientes del futuro posible o deseado, pero no alineado en ninguna descripción de él» (Maturana en López Melero et al,, 2003, p.12).

En estos planteamientos subyace una idea de educación desde la racionalidad dialéctica, que, sumada a la racionalidad comunicativa, interpelan a la educación a «abordar de forma más completa los aspectos educativos al incluir la problemática de los contrarios, que implica la aceptación del conflicto mediante pretensiones de validez, dada en la búsqueda de una comprensión intersubjetiva en la que los miembros capaces de lenguaje y acción se presentan en igualdad de condiciones» ( Ferrada, 2001, p.12).

La educación como disciplina y objeto de estudio Es posible reconocer un campo denominado educación y resulta legítimo que existan diferentes saberes en ese campo, pero hay una disciplina propia llamada educación, cuyo objeto de estudio lo constituye el acto universal de enseñar, la pedagogía, que en sí entraña una complejidad por la cual confluyen diversos saberes, como la biología, la psicología, la sociología, la antropología, la filosofía, entre otros.

  1. Rojas (2006) apunta al tratamiento conceptual de la pedagogía en su movimiento entre dos tratamientos, «por una parte el estatuto de ciencia unificadora, y por otra el de una disciplina más dentro de un campo de conocimiento cuyo objeto de estudio es la educación» (p.23).
  2. Para Luzuriaga (1971 ), la educación y la pedagogía «están en la relación de la práctica y la teoría, de la realidad y la idealidad, de la experiencia y el pensamiento, pero no como entidades independientes, sino fundidas en una unidad indivisible, como el anverso y el reverso de una moneda» (p.12).

Así, la complejidad del objeto educativo implica la considerar el aporte de diferentes disciplinas; de lo contrario, «el análisis de lo educativo será forzosamente imparcial e incompleto» ( Martínez-Otero, 2004, p.35). Runge y Muñoz (2012 ) nos recuerdan que antes de la modernidad la educación no fue un tema en torno al cual se pensara, es decir, se desarrollaba sin un método sistemático.

Esto cambia cuando emerge «la pedagogía como reflexión sobre la educación, pues los seres humanos se ven enfrentados a cuestiones como: ¿cuál es la forma de vida que se le va a presentar de un modo sistemático a las nuevas generaciones?, ¿qué se les va a presentar?, ¿cómo se les va a educar, para qué se les va a educar?» (p.90).

En vínculo estrecho con los conceptos de educación y pedagogía la bibliografía da cuenta de un antiguo debate en relación, por un lado, con el carácter autónomo científico de la educación (ciencia de la educación) y, por otro, si esta constituye una disciplina dependiente de otras (ciencias de la educación), las cuales «se complementan, fortalecen y enriquecen en una suerte de mapa multidisciplinar» ( Martínez-Otero, 2004 ).

El surgimiento de dichas discusiones datan de principios del siglo XX, producto de los intensos debates entre los «fervientes defensores y partidarios de una ciencia de la educación y aquellos que veían en la complejidad del concepto de educación el sentido del plural ciencias» ( Zambrano, 2006, p.594).

Aquellos debates transitaron en la búsqueda de otorgarle a la educación un estatus de ciencia experimental, cuyo propósito radicaría en «el estudio del fenómeno social llamado educación, que hiciera posible, entre otros propósitos, su control y planeación» ( Zuluaga, Echeverry, Martínez, Restrepo y Quiceno, 1988, p.95); las disciplinas constitutivas eran la pedagogía, la didáctica, la filosofía, la psicología, la antropología, entre otras.

En síntesis, los primeros, desde la tradición alemana, eran partidiarios de la denominación en singular y consideraban a la pedagogía como la ciencia de la educación, que «prescribía el conjunto de técnicas necesarias en el desarrollo de la inteligencia, los segundos, desde la corriente francesa y anglosajona, el acto de educar no se limitaba a tal desarrollo, sino que abarcaba todo el conjunto de instituciones, las prácticas, los modos y las formas como la sociedad adulta educaba a las generaciones más jóvenes» (Zambrano, 2006, p.594).

García Carrasco y García del Dujo (1996 ) plantean que «cuando hablamos de educación y lo hacemos con preocupaciones científicas, tenemos que partir de un punto de vista inicial insoslayable. Los acontecimientos educativos son hechos y acontecimientos del mundo, pero ello no implica que sean reductibles a meros fenómenos físicos, aunque altamente complejos» (p.39).

Ello evidencia que en el debate acerca del estatus científico de la educación incluye la influencia paradigmática del pensamiento positivista, que, a juicio de Medina Rubio (en Martínez-Otero, 2004), obedece a una «actitud reduccionista que pretende constituirse en el único saber valioso posible cada ciencia tiene su propio sistema de enunciados y su peculiar forma de acceder a la realidad en la que incide» (p.37).

Es preciso señalar que la práctica de la educación es muy anterior al pensamiento pedagógico. El pensamiento pedagógico surge con la reflexión sobre la práctica de la educación, como necesidad de sistematizarla y organizarla en función de determinados fines y objetivos ( Gadotti, 2003, p.7).

See also:  Qu Beneficios Trae La EducacióN FíSica?

Al respecto, Gadotti (2003 ) apunta que Comenio, ya en 1657, realizó aquella primigenia sistematización, con su Didáctica magna, bajo la premisa de que «la escuela debe enseñar el conocimiento de las cosas», propone un método pedagógico para enseñar con «rapidez, economía de tiempo y sin fatiga» (Gadotti, 2003, p.70).

En otras palabras, continúa Gadotti (2003), Comenio «hace un intento por crear ciencia de la educación utilizando los mismos métodos de las ciencias físicas» (p.74). El pensamiento de Kant contrasta con Comenio, al realizar un esfuerzo de precisión en los conceptos de educación, pedagogía y didáctica, ya que el filósofo alemán concibe a la pedagogía como «disciplina académica: adquiere así un corpus teórico más consistente, bajo la forma de un tratado puntual y concreto de corte eminentemente filosófico, con el desarrollo de categorizaciones, fines y principios de la educación» (Rojas, 2006, p.21).

Entonces, la pedagogía, desde la tradición alemana, es concebida como equivalente a ciencia de la educación, en contraposición a las tradiciones francesa y anglosajona, en las que no alcanza dicho estatus científico, «por carecer de un modelo teórico-metodológico que dé sustento al conocimiento que le es propio» (Rojas, 2006, p.25).

Lundgren (1992 ) confirma la influencia de la filosofía en el desarrollo de la educación como ciencia y señala a la teoría comprensiva de la educación de Herbart «como el primer intento profundo de conformar la educación en una disciplina», al considerar, por un lado, «cómo se podría adquirir el conocimiento sobre la selección y la organización del contenido para enseñar, y por otro, cómo se podría obtener el conocimiento sobre la forma en que este debía transmitirse» (Lundgren, 1992, p.49).

Abbagnano y Visalberghi (1992 ) afirman que el término pedagogía, que literalmente significa «guía del niño», puede tener un significado más extenso y abarcar, además de la filosofía de la educación, algunas ciencias y sectores de aquellas ciencias indispensables para un control del proceso educativo: la psicología, sobre todo las partes referidas al desarrollo mental, a la formación del carácter y a los modos de aprendizaje; y la sociología, que ha demostrado ser una indispensable ciencia auxiliar para plantear y resolver debidamente los problemas de la educación.

Junto a la psicología y a la sociología, se ha desarrollado una técnica o conjunto de técnicas que emergen de la práctica educativa misma: la didáctica. Por lo tanto, dichos autores asignan a la pedagogía las tareas de «coordinar las contribuciones de las diversas ciencias auxiliares y técnicas didácticas, y de impedir que se caiga en recetas fijas, de evitar que se cristalicen los métodos y los valores y, en resumen, de llevar a cabo aquella misión de apertura hacia lo nuevo y lo diverso que tiene en común con la filosofía (Abbagnano y Visalberghi, 1992, p.15).

  • Para Nóvoa (2009 ), el año 1920, con la publicación del libro Transformemos la escuela de Adolphe Ferrière, es un hito simbólico de la modernidad escolar y pedagógica, porque se trata de un decanto de los avances que se desarrollaban desde 1870 en el pensamiento pedagógico.
  • La idea que resume el movimiento de la Escuela Nueva y la pedagogía moderna es el concepto de «educación integral», que, a juicio de este autor, causó que la «escuela se haya desviado muchas veces de las tareas de enseñanza y de aprendizaje para implicarse en tareas sociales» (Nóvoa, 2009, p.187).

Si bien Nóvoa entronca con Delors (1996 ) en la idea de que «todos los que estén investidos de alguna responsabilidad presten atención a los objetivos de la educación» (p.8), él desapega a la escuela de la idea de educación ética y comunitaria. En la otra vereda, la teoría del conocimiento que transversaliza la obra de Freire releva el significado epistemológico profundo de la educación: la relación, el diálogo entre profesor y alumno, y no solo eso, sino que le otorga «dignidad al aprendiz» ( Gadotti, 2003, p.149) mientras que está «el corazón en el centro del conocimiento» (Andreola, en Gadotti, 2003, p.151).

La pedagogía freiriana, la pedagogía de la praxis, incluye la idea de pensamiento complejo con su mirada planetaria, ecológica, y transdisciplinaria, donde la escuela asume un rol ciudadano (escuela ciudadana). Se ha proyectado a futuro la pedagogía freiriana con un contenido ecológico planetario, en el contexto de lo global y con el desafío interdisciplinario.

Continuando con el debate, de la ciencia o ciencias de la educación, Zuluaga et al, (1988 ) afirman que la pedagogía «no es que haya dejado de existir, sino que las ciencias de la educación le han impuesto una existencia instrumental que hace del maestro un sujeto que aplica teorías producidas en otros saberes y ciencias» (p.95).

  • Se desplaza así el concepto de enseñanza por el de educación, lo que produce un enrarecimiento y una subordinación de la pedagogía a las acciones que acaecen en la sala de clases, y resulta despojado el profesorado de pensar la escuela, la sociedad, el Estado y la cultura.
  • Concluyen Zuluaga et.
  • Al (1988) que la pedagogía ha quedado así reducida en un saber instrumental, y la enseñanza se ve limitada «a procedimientos operativos que conducen al aprendizaje como una disciplina aplicada que debe esperar los avances de las otras ciencias de educación para poder explicar sus resultados» (p.96).

En esta dirección, entonces, a juicio de Ríos (2006 ), las ciencias de la educación no son pedagogía, porque «solo se limitan a aportar luz clarificadora. Así, podríamos asemejar la pedagogía a una casa donde las ciencias de la educación llegan con sus aportes hasta el dintel de las puertas y ventanas, sin entrar en la casa, pero fortalecen la mirada del visitante y le preparan su visita» (Ríos, 2006, pp.18-19).

De este modo, es posible encontrarse con planteamientos como los de De la Torre (2006 ), quien reclama «la construcción de un corpus científico e independiente para la educación, la cual, a su juicio, desarrollará su independencia solo si se investigan los procesos de interacción entre maestro y discípulo mediante metodologías cuantitativas y cualitativas, correspondientes a las ciencias nomotécnicas» (p.26).

La pedagogía sigue enfrentando resistencia para constituirse como un campo de saber conceptual y práctico, ya que «por un lado están los profesionales de otras disciplinas que se resisten a relacionarse con ella en el campo de la educación, que parece ser un campo de todos pero a la vez de nadie, un campo donde todas las disciplinas intervienen con un aire de inconmensurabilidad» (Ríos, 2006, p.28), y, por otro lado, las políticas educativas en Latinoamérica, que tienen como rasgo común el desplazamiento de la pedagogía y de la labor del profesorado en función técnica.

El primer obstáculo objeto de análisis lo constituyen las políticas educativas, que son formuladas de acuerdo con las tendencias del mundo globalizado y deslizan «la mirada de los actores insertos en la realidad, en este caso la comunidad educativa local» ( Basto, 2009, p.72). Sin embargo, De la Torre (2006 ) estaría asumiendo la subalternidad de la educación como disciplina, al leer en sus planteamientos cierto espíritu apocalíptico en la advertencia referida a la desaparición de la ciencia pedagógica, para lo cual «ella debe construir un cuerpo autónomo de conocimientos investigando empíricamente el funcionamiento de profesores y alumnos en acción, si no queremos que nuestra área de conocimiento no desaparezca en el futuro absorbida por los demás (De la Torre, 2006, p.28).

Si bien De la Torre (2006 ) releva el objeto de estudio de la educación, la relación entre profesor-alumno, mediada por la enseñanza (y aprendizaje), al reclamar aquella especificidad de la disciplina, transita en una delgada línea de la contradicción, porque señala que la «futura teoría de la educación deberá elaborarse a partir de esa gran diversidad de fuentes epistemológicas integradas» (p.26).

Se refiere a la tradicional línea psicológica y sociológica en educación, a la cual se sumarían los aportes de la neurociencia, cuyos hallazgos «podrían transformar las estrategias educativas y permitirnos idear programas que optimizarán el aprendizaje de las personas de todas las edades y con las más diversas necesidades» ( Blakemore y Frith, 2008, p.19).

See also:  Qu Es La EducacióN A Distancia Mediada?

Nuevamente, nos encontramos con la necesidad de un diálogo interdisciplinar, ahora entre las ciencias cerebrales y la educación, porque -siguiendo a Blakemore y Frith (2008 )- así como podría ser arriesgado sugerir que las investigaciones en el campo de la educación por sí mismas «no proporcionan, o no pueden proporcionar, el mejor enfoque sobre muchas cuestiones educacionales partiendo de sus propios recursos y pensamiento científico razonado», también las autoras se preguntan cómo la neurociencia puede «inspirar a la educación» y que bien vale preguntarse «cómo las ciencias del cerebro suponen un desafío para las opiniones lógicas sobre la enseñanza y el aprendizaje» (Blakemore y Frith, 2008, pp.27-28).

Conclusiones El transitar de las lecturas referenciadas en el presente ensayo ha permitido observar los diferentes planteamientos que retoman el objeto social relacional de la educación como disciplina y objeto de estudio, y también el carácter sociocultural y dialógico del fenómeno educativo que deriva, por tanto, en un objeto de estudio complejo.

A este respecto, se estima que luchar por la «independencia disciplinaria», en cierta medida, olvida la naturaleza del objeto de la educación, considerando además las actuales demandas educativas que interpelan a una mirada interdisciplinaria, ya que el acto de enseñar involucra dimensiones de la realidad, física, biológica, psicológica y social.

  1. Por eso se comparte aquella idea de que la complejidad del objeto educativo llevaría a la necesidad de tener en cuenta las aportaciones de las diferentes disciplinas, porque de lo contrario el análisis de lo educativo sería imparcial e incompleto.
  2. Por lo tanto, hablar de «ciencias de la educación» no constituiría subsidiariedad, sino más bien una sensata y necesaria interdependencia con las demás disciplinas, que permiten estudiar la educación en su real dimensión social, histórica, biológica y psicológica.

Además, «la separatividad de la escuela con el mundo cotidiano nos remiten al debate entre lo teórico y lo práctico de la pedagogía, cuyos niveles de acción, conocimiento pedagógico y acción pedagógica ( Bedoya, 2000 ; García Carrasco y García del Dujo, 1995 ) nos invitan a revisitar su objeto de estudio desde una postura crítica» ( Mora-Olate, 2020, p.319).

¿Qué es la ciencia pedagógica?

La pedagogía es una ciencia social e interdisciplinaria enfocada en la investigación y reflexión de las teorías educativas en todas las etapas de la vida, no solo en la infancia. ​​​​​​ Esta ciencia se nutre de conocimientos provenientes de la sociología, historia, antropología, filosofía, psicología y política.

¿Por qué la pedagogía es una ciencia?

LA PEDAGOGÍA COMO CIENCIA DE LA EDUCACIÓN LA PEDAGOGÍA COMO CIENCIA DE LA EDUCACIÓN. Autor: *Jorge Pérez Machado **Alejandro Eliécer Lie concepción ***Dra Yamile Torres Retorta * Master en Atención Integral a la Mujer, Especialista en primer grado en Embriología, profesor Asistente de Embriología.

  1. Licenciado en Enfermería Ave: 99 6824 % 68 y 70 Güines [email protected] ** Master en Urgencias Médicas.
  2. Licenciado en Enfermería, Residente de cuarto año De la especialidad de Fisiología Normal y patológica.
  3. Doctora en Medicina, Especialista de 1er grado en Medicina General Integral, Especialista de 1er grado en Embriología Médica, Profesor Instructor de Embriología de la Faculta Dr.

Salvador Allende La Pedagogía es una CIENCIA pues las Ciencias Pedagógicas han definido su objeto de estudio con un campo de acción específico, con métodos también específicos, con leyes y regularidades que las caracterizan y un aparato conceptual y categorial que sustenta la teoría, en el marco de las Ciencias de la Educación en la que constituye su núcleo.

La PEDAGOGÍA tiene como objeto el estudio de las leyes de la educación del hombre en la sociedad, ella concentra su atención en el estudio de la educación como el proceso en su conjunto, especialmente organizado, como la actividad de los pedagogos y educandos, de los que enseñan y los que aprenden, estudia los fines, el contenido, los medios y métodos de la actividad educativa y el carácter de los cambios que sufre el hombre en el curso de la educación.

Si nos adentramos en la historia de la Pedagogía nos daremos cuenta que el proceso de enseñanza aprendizaje no siempre fue concebido como un solo proceso. En la primera mitad del siglo se le acostumbraba a denominar como proceso de enseñanza. En la actualidad no es posible entenderlo fuera de esta relación, no existe enseñanza sin aprendizaje o viceversa.

Entre las categorías fundamentales de la Pedagogía podemos mencionar: La Educación (ya abordada), la Instrucción, la Enseñanza, el Aprendizaje. La Pedagogía como ciencia está conformada por otras ciencias más específicas como son: · Teoría de la educación. · Higiene de la actividad docente, entre otras.

DIDÁCTICA proviene del griego “DIDASKEIN” que significa enseñar. Arte de enseñar. Presentación adecuada de los contenidos de la enseñanza. La Didáctica atiende solo el proceso más sistémico, organizado y eficiente, que se ejecuta sobre fundamentos teóricos y por personal especializado: los profesores.

  1. Algunos autores la consideran como una rama de la Pedagogía.
  2. Su objeto de estudio es el proceso de enseñanza aprendizaje.
  3. Entonces la Didáctica es una ciencia porque ha definido su objeto de estudio con un campo de acción específico, con métodos también específicos, con leyes y regularidades que las caracterizan y un aparato conceptual y categorial que sustenta la teoría, en el marco de las Ciencias de la Educación.

Sin embargo, no es una ciencia independiente, pues forma parte de la Pedagogía como ciencia más general. Categorías del proceso enseñanza aprendizaje Enseñanza: “Organización de la actividad cognoscitiva del alumno que se realiza bajo la dirección del maestro o educador”.

“Es un proceso interactivo en el que participan profesor y alumno, así como el contexto en el que los intercambios se producen. No solo el profesor es protagonista de la enseñanza, sino que profesor, alumno y contexto participan activamente en ello”. (Medina Revilla, A. y otros. Didáctica, Adaptación. El Currículo.

Fundamentación: Diseño, desarrollo y evaluación. Ediciones UNAM. España.1991. pag.330). Aprendizaje: “Asimilación, reproducción y aplicación del conocimiento, que expresa la actividad del alumno”. “Proceso de comunicación, con carácter individual, intencional, interactivo y motivacional – afectivo”.

  1. Glez Rey, F.
  2. Personalidad, comunicación y desarrollo).
  3. Como se desprende del análisis por separado de estas dos categorías, podemos llegar a la conclusión ya enunciada con anterioridad: tanto la enseñanza como el aprendizaje ocurren dialécticamente y transcurren como un solo proceso: Proceso Enseñanza – aprendizaje (PEA).

Definiciones del proceso enseñanza aprendizaje PROCESO DE ENSEÑANZA – APRENDIZAJE : “Es una función educativa en que la enseñanza constituye el complemento indispensable para que se de el aprendizaje y a la vez se sustenta en él para formar, entre ambos, el hecho de la instrucción”.

(Guadalupe Fonz. El proceso de E – A. Revista Armo. México. Enero – Marzo. Nro.34, 1979). “Sistema de comunicación intencional que se produce en un marco institucional y en el que se generan estrategias encaminadas a provocar el aprendizaje”. (Domingo Contreras. Enseñanza, currículo y profesorado. Edic. AKAE.

Univ. de Málaga. España.1990. pag.12). “Es el conjunto de actividades que desarrollan maestros y alumnos, en los que se establece una comunicación, permitiendo una interacción de los sujetos, encaminado a la educación de la personalidad de los mismos en correspondencia con los objetivos propuestos”.

Colectivo autores. Dpto. Ciencias Pedagógicas. ISPEJV. El proceso de E – A. Impresión ligera.1995). “Movimiento de la actividad cognoscitiva de los alumnos bajo la dirección del maestro hacia el dominio de los conocimientos, hábitos y habilidades y su aplicación en la practica”. (ICCP. Pedagogía. Pag.182). El PEA puede realizarse en diversas condiciones y contextos.

Aquel que se desarrolla en el contexto escolar, bajo la dirección del maestro y en función de objetivos pedagógicos se denomina PROCESO PEDAGÓGICO. CARACTERÍSTICAS O RASGOS DEL PROCESO DE ENSEÑANZA – APRENDIZAJE 1. CARÁCTER BILATERAL: unidad de la enseñanza y el aprendizaje, de la actividad del maestro y la del alumno.2.

CARÁCTER INTENCIONAL: todas las acciones del proceso obedecen a intenciones y objetivos preestablecidos, por tanto son planificadas.3. CARÁCTER REGULADO (LEGAL): el proceso está sometido a principios didácticos y leyes pedagógicas, que constituyen el objeto de estudio de estas ciencias.4. CARÁCTER MULTIFACÉTICO: en el proceso intervienen múltiples factores psicológicos, pedagógicos, económicos, histórico culturales, sociales, higiénicos, etc., que lo hacen particularmente rico y complejo.5.

CARÁCTER DIALÉCTICO: sujeto a contradicciones, que se resuelven durante el desarrollo del proceso y aseguran el desarrollo personal. Ejemplo de ellas tenemos: · Entre las necesidades sociales (planteadas en los planes y programas de estudio) y los intereses personales de los estudiantes.

See also:  Donde Sacar Certificado ConcentraciN De Notas De EducacióN Media?

· Entre el nivel de exigencias que plantea el maestro y las posibilidades de asimilación del alumno. · Entre la masividad y la calidad en la educación. · Entre la centralización y la descentralización · Entre los conocimientos que ya posee el estudiante y los nuevos que va adquiriendo. Relación de la Didáctica y las Metodología.

· La Didáctica General y las metodologías no se identifican como iguales pero no pueden ser consideradas desvinculadas. · La Didáctica sistematiza regularidades generales del PEA. Las Metodologías logran manifestaciones concretas de las regularidades didácticas generales en un contexto académico determinado.

  1. · La relación entre ambas es además inversa, porque las nuevas experiencias metodológicas desarrollan y enriquecen la teoría de la Didáctica General.
  2. Se construye teoría didáctica sobre la práctica metodológica, incorporando nuevos elementos universales válidos para todo PEA.
  3. · La Didáctica es predominantemente explicativa, mientras que las Metodologías son predominantemente indicativas, prescriptivas y normativas del proceso en el campo de la enseñanza de cada disciplina docente.

Principios normativos de la Didáctica 1. CARÁCTER CIENTÍFICO: correspondencia con lo más avanzado de la ciencia contemporánea. Relación de los métodos pedagógicos con los métodos científicos.2. SISTEMATICIDAD: Enfoque de sistema. Estudio de los nexos, concatenación entre los fenómenos y procesos.3.

  • VINCULACIÓN DE LA TEORÍA Y LA PRÁCTICA: El conocimiento no solo debe explicar el mundo, sino además señalar las vías de su transformación.4.
  • VINCULACIÓN DE LO CONCRETO Y LO ABSTRACTO: Necesidad de vincular los datos reales concretos con sus generalizaciones teóricas en un proceso organizado.5.
  • ASEQUIBILIDAD: Enseñanza comprensible, de acuerdo a las características individuales de los estudiantes.

Se determina el nivel científico del proceso. No significa simplificar la enseñanza, sino adecuarla a las peculiaridades del grupo.6. SOLIDEZ DE LOS CONOCIMIENTOS: Lucha contra el olvido. Desarrollo del pensamiento, de habilidades y su utilización en la práctica transformadora.7.

CARÁCTER CONSCIENTE Y DE LA ACTIVIDAD INDEPENDIENTE DE LOS ESTUDIANTES. El estudiante debe ser consciente de lo que aprende, del por qué y para qué lo aprende, desarrollando hábitos y habilidades que le permitan su accionar independiente.8. VINCULACIÓN DE LO INDIVIDUAL Y LO COLECTIVO: Conjugación de intereses.

La tarea fundamental de la Didáctica Es la de estructurar los distintos componentes que caracterizan el proceso: el problema, el contenido, el método, el medio, la evaluación y las formas de organización, de modo tal de satisfacer el encargo social, de lograr el objetivo apoyándose en las leyes inherentes a dicho proceso.

Los componentes son propiedades o atributos de un sistema que lo caracteriza. No es una parte del sistema sino una propiedad, es una propiedad del PDE. Según los criterios del colectivo de autores en Didáctica y Optimización del Proceso de Enseñanza – Aprendizaje, de 1998, los COMPONENTES son: Personales: Relación profesor – alumno Relación profesor – grupo Relación profesor – profesor Formas de organización del PEA Esta clasificación fue muy utilizada, pero en la actualidad se le critica la separación artificial entre lo personal y lo no personal del PEA, cuestión que no ocurre así en la realidad del proceso pedagógico.

La Didáctica como rama de la Pedagogía y esta como ciencia general, son ciencias que todavía están en construcción, enriqueciéndose constantemente, conformando todavía su cuerpo teórico y metodológico. : LA PEDAGOGÍA COMO CIENCIA DE LA EDUCACIÓN

¿Qué es pedagogía didáctica y educación?

NOTICIAS Pedagogía y Didáctica ¿la una sin la otra? 2018-11-16 Ciencia Que Estudia Las TCnicas De La EducacióN La pedagogía y la didáctica, mejor unidas que distantes. La pedagogía y la didáctica son conceptos muy ligados a la educación y la enseñanza, muchos docentes intentan aplicar ambos como si fueran uno solo, sin tener en cuenta sus implicaciones, ya que la pedagogía no sería completa sin la didáctica; la didáctica no sería completa sin la pedagogía y la educación no sería humana sin ellas.

Esta puede desarrollarse de manera artesanal teniendo como finalidad el “saber educar”. En la medida en que este saber se vuelve un tema central y se hace explícito, aparece la pedagogía. Esta presenta finalmente un proceso que busca llevar su temática a un proceso teórico-práctico donde tiene una o varias concepciones según la necesidad que tenga el estudiante.

La didáctica está orientada por un pensamiento pedagógico, por ello la didáctica tiene la tendencia de tomarse áreas o parcelas del conocimiento; es entonces, la didáctica un saber global, por lo tanto es un componente importante de la pedagogía, donde se puede hablar de una enseñanza igualmente artesanal o empírica.

La educación es un proceso integral; la enseñanza uno específico. La pedagogía es la orientación metódica del quehacer educativo, la didáctica lo es de la enseñanza. La pedagogía responde al interrogante “¿cómo educar?”, la didáctica lo hace con el “¿cómo enseñar?”. La pedagogía es orientada a la labor del educador.

La didáctica orienta su labor como docente teniendo en cuenta nuevamente que la didáctica necesita de arte de enseñar. Sin la pedagogía, la didáctica es un instrumento para enseñar de una forma especial, sin angustiarse por el “sujeto a”. Si bien la didáctica puede manejarse como un saber autónomo, con objetivos y metodologías propias, al no saber utilizarlo le quita su potencialidad y termina en un fin.

  1. La pedagogía, es la guía de la didáctica ya que hace del hombre un ser de sociedad.
  2. Es olvidarse del arte de enseñar, olvidarse del enriquecer el saber, es olvidarse que la reflexión pedagógica orienta una acción educativa que faculta el crecimiento humano.
  3. Hay que tener en cuenta también que los estudiantes tienen derecho a elaborar conocimientos sólidos de diversas áreas.

Si esto no se conlleva, es básicamente culpa de la ausencia de la didáctica del docente.

¿Qué es un Educologo?

El Educólogo que se desenvuelve en esta área, es un investigador que se encarga de observar, documentar, registrar y recoger datos que le sean útiles para el desarrollo de sus estudiantes o de sus propias investigaciones.

¿Cuál es el sinonimo de pedagogía?

Enseñanza o instrucción: 1 enseñanza, instrucción, docencia, magisterio, educación, didáctica, formación.

¿Qué es la epistemología de la pedagogía?

La epistemología y la pedagogía representan el medio por excelencia para explicar y ejemplificar los conocimientos generales que se enseñan y se aprenden y verifican el cumplimiento de las leyes sobre el desarrollo social, sobre la base de las experiencias y la cotidianidad; a la vez que posibilita el desarrollo en los

¿Qué tipo de ciencias son la psicología y la pedagogía?

¿Cómo se relacionan estas ciencias? – Ambas profesiones se encuentran dentro de las Ciencias Sociales, por lo que de inicio podemos mencionar que las dos buscan el bienestar social a través de mejorar la calidad de vida de los seres humanos. De acuerdo con Thomdike (1922) la Psicología y la Pedagogía tienen una relación de tipo unidireccional, donde la primera proporciona los conocimientos teóricos como resultado de una investigación, y la segunda toma todos estos conocimientos para aplicarlos en el contexto educativo. Por supuesto, no todo se centra en el ámbito educativo, pues hay casos en que los niños necesitan apoyo en su desarrollo, el cual en ocasiones se ve afectado por otro tipo de afecciones, como TDAH, problemas familiares, inseguridades, etc. Para lo cual, un profesional de Psicología debe poner manos a la obra.

  • En casos como el anterior, ambas profesiones trabajan de la mano, una para sanar los problemas a nivel mental que un niño esté pasando y otro para no dejar de motivarlo a través de técnicas de enseñanza-aprendizaje que logren que este siga avanzando a la hora de aprender.
  • Además, ambas profesiones involucran a los padres para que se involucren y cooperen para el bienestar del menor, pues el entorno en el que se desenvuelven es de suma importancia para que este pueda avanzar a un mejor ritmo.

También puedes leer: ¿Cómo se complementa la Psicología con Nutrición?

Adblock
detector