Cursos Que Puntuan Para Oposiciones Bombero?

Cursos Que Puntuan Para Oposiciones Bombero
Cursos puntuables para las oposiciones a bombero – Una vez explicados los requisitos y estudios exigidos para las oposiciones a bombero, aunque pueden variar ligeramente dependiendo de la convocatoria, ya se puede entrar en los cursos puntuables que pueden ayudar a los candidatos a sumar puntos durante el proceso selectivo. Con carácter general, estos son cursos que suelen puntuar en todas las oposiciones a bombero:

  • Primeros Auxilios y Salvamento Acuático. Tendrá que estar expedido por entidades oficial o reconocidas.
  • Buceo deportivo: como pueden ser las titulaciones emitidas por la Federación nacional de actividades Subacuático (FEDAS), así como también PADI, ACUC, SSI.
  • Buceo profesional.
  • Diplomas y titulaciones referentes a deportes relacionados con las tareas de bomberos.
  • Oficial patrón de navegación.
  • Titulaciones de idiomas.

También existen instituciones académicas con cursos específicos para la profesión de bombero , que son puntuables en las convocatorias. Los primeros disponibles se imparten en la Euroinnova Business School, perteneciente a la Asociación Española de Escuelas de Negocios, donde se encuentran los siguientes: 

  • Cursos homologados ECTS en Protección Civil. Técnico de Emergencias y Protección Civil (Máster Técnico de Emergencias y Protección Civil con titulación universitaria); Máster en Protección Civil y Emergencias (Máster en Dirección y Coordinación de Servicios de Emergencias y Protección Civil con titulación universitaria); y Curso Práctico de Primeros Auxilios para Técnicos de Protección Civil.
  • Otros cursos homologados ECTS: Curso de Psicología para Bomberos (titulación universitaria con 6 créditos ECTS); Curso en Protección contra Incendios (titulación universitaria con 8 créditos ECTS); y Curso de Sistema contra incendios (Coordinación en la Prevención y Extinción de Incendios, onñoine con titulación universitaria de 5 ECTS).
  • Másteres especializados en bomberos:  Máster Mandos de Bomberos (Máster en Gestión y Coordinación en Protección Civil y Emergencias para Mandos de Bomberos con titulación universitaria); y Máster en Salvamento y Extinción de Incendios (con titulación universitaria).

La Universidad Católica de Murcia también dispone de cursos puntuables en las oposiciones a bombero. En este caso, esta es la oferta formativa: 

  • Curso universitario en drones y su aplicación en Emergencias y Catástrofes (impartido por la Universidad a distancia de Madrid).
  • Curso universitario especialista en incendios forestales: conocimiento y actuación.
  • Curso universitario fuegos de interior y ventilación en incendios.
  • Curso universitario de técnicas en emergencias mecánico traumática.
  • Curso universitario apoyo psicológico para personal de emergencias.
  • Curso universitario prevención de riesgos laborales en la conducción de vehículos oficiales.
  • Curso universitario en equipos de protección respiratoria: uso y mantenimiento.
  • Curso universitario orientación, búsqueda y rescate en espacios con visión reducida.

¿Cuánto se tarda en preparar oposiciones de bombero?

Escrito por Equipo FpB. Publicado en Público   Palabras clave motivación, esfuerzo, carnés de conducir, organización, prioridades personales, planificación semanal y planificación diaria, objetivos realizables, rentabilizar tiempo Yo soy bombero, y esta es la carta que me hubiera gustado leer antes de comenzar la oposición.

  1. Ten en cuenta que no hay respuestas siempre ciertas, fórmulas mágicas o soluciones absolutas;
  2. Esto es solo una opinión personal que espero te haga reflexionar;
  3. Estimado opositor: Has tomado una decisión trascendental, de esas que, si todo va bien, te marcará el resto de tu vida;

Ser bombero es difícil porque la oposición es muy dura. Los tribunales han de seleccionar entre cientos de aspirantes para apenas una decena de plazas. Si realmente lo tienes claro tienes que asumir que, durante un periodo que se mide en años, has de someterte a una disciplina y un nivel de exigencia personal que nunca has vivido antes. Para alcanzar el estado de compromiso requerido se tiene que estar motivado, muy motivado. La motivación es lo que mueve a las personas a casi todo. Y tu motivación tiene que ser “quiero ser bombero”, esta idea te la tienes que tatuar en el alma porque será la que te mueva en el camino, que es muy largo, encontrarás muchos baches, te costará mucho esfuerzo, a veces dolor, muchos fracasos, sufrimiento, pero el “quiero ser bombero” te debe ayudar a superar todo ello, porque créeme: esto se puede conseguir, y sobre todo merece la pena.

Tienes que esforzarse al máximo durante mucho tiempo, y te puedo asegurar que estar a medias no vale: o estás comprometido al cien por cien o pierdes el tiempo y el dinero; es una cuestión cero-uno, de luz encendida o luz apagada, o tu grado de compromiso es máximo o no tienes oportunidad real de ser bombero.

Bueno, basta de charla psicológica-motivacional y vamos a lo que entiendo debes tener en cuenta. Quieres ser bombero pero, ¿QUÉ TIENES QUE HACER? Lo primero es obtener los carnés de conducir. Cada carné tardas en sacarlo unos tres meses aproximadamente y el desembolso de dinero no es nada despreciable. Tampoco es mala idea simultanear un trabajo con sacarse los carnés. Entre las horas de prácticas, las clases teóricas, los test en la academia, y los traslados es complicado poder hacer alguna otra cosa más. Ten presente también, que cuando te encuentres listo para realizar los exámenes en la DGT y se lo comuniques a la academia, ellos te podrán inscribir en el examen para la siguiente semana, como muy pronto, y por lo general suele ser más allá.

Si uno comienza a sacarse los carnés, este tiempo es ideal para comenzar a familiarizarse con el mundo del opositor de bombero: entrenar, leer el temario, entrar en un parque de bomberos… En fin, hay un periodo de meses, en el que uno está sin estar, comienzas a adaptarte a este periodo de tu vida en el que tienes muchas cosas por conocer, y compatibilizar esto con la obtención de los carnés de conducir, en términos de rentabilidad del tiempo, es lo más eficiente.

Vamos, que entre una cosa y la otra, se tarda tiempo en tener los carnés, y más si no estás avispado. Una vez obtenidos los carnés, por orden de importancia, tienes que:

  1. Organizarte.
  2. Estudiar (lo principal).
  3. Entrenar.
  4. Ir a una academia.
  5. Conocer los vehículos y materiales de bomberos.
  6. Si te lo tomas demasiado a pecho y estás muy motivado, debes tener tu tiempo de descanso de la oposición. Ten presente que esto es muy largo y no puedes dedicar los siete días de la semana a lo mismo.

¿CUÁNTO TIEMPO TARDARÉ? Piensa que el tiempo que se tarda en sacar esta oposición se mide en años, dos, tres, cuatro, cinco… depende mucho de ti y de las circunstancias. La dedicación mínima necesaria para la oposición es de media jornada. Aunque lo ideal es disponer de varios días completos a la semana, y obviamente estar dedicado a tiempo completo. En estas condiciones, ten en cuenta que tardarás un año, más o menos en enterarte de qué va esto, en tener el temario y poder abarcarlo.

Un año que estarás descubriendo cosas nuevas. Este periodo termina el día que ya le has dado una vuelta a todo, aunque siempre querrás saber más, y seguirás encontrando nuevas cosas para estudiar. Siendo muy optimista, el segundo o tercer año puedes estar con el temario visto-estudiado, y tener las marcas de las pruebas físicas.

Total que el tercer o cuarto año, podemos decir que estás preparado y en condiciones de competir realmente, pero entonces ¿se convocará la oposición a la que realmente aspiras? Si tienes suerte sí, pero esto no depende de ti. MEDIOS Y RECURSOS CON LOS QUE TIENES QUE CONTAR Obtenidos los permisos de conducir exigidos, necesitas obviamente un medio de transporte, porque estarás desplazándote todo el día. Tienes que apuntarte a una academia, la que sea, pero a alguna. Estar en contacto con otros como tú ayuda mucho, y seguir los consejos de tu profesor que, además de darte el temario, debe explicarte cómo es el proceso de la oposición y todo aquello que tristemente se aprende con la experiencia del fracaso. También te aconsejo que durante todo este periodo acudas a más de una, así cambias y ves otro ambiente.

See also:  Que Son Los Cursos De Formacion Ocupacional?

Se puede aprender de todo. Para entrenar precisas las instalaciones de un gimnasio, de una pista de atletismo y de una piscina de natación. No te plantees entrenar en otros sitios porque no son los lugares adecuados.

Para estudiar tienes que tener tu lugar establecido. Y debes contar, además de con el temario adquirido o elaborado por ti mismo, con algún manual y libro de test. La cuestión económica tienes que tenerla en cuenta. Tendrás unos gastos fijos, en concepto de gimnasio, pista, piscina, academia y otros de, aproximadamente, unos 200 – 250 € mensuales. LO MÁS IMPORTANTE: ORGANIZARTE Tienes que hacer muchas cosas diferentes y si no te planificas y te organizas no harás ni la mitad de la mitad de todas ellas. Uno debe organizarse solo, o con otros opositores que se encuentren en una situación personal muy similar, pero aún así siempre será difícil coincidir. Los grupos grandes no funcionan bien; dos, tres, cuatro opositores, no más. No esperes a que te llame alguien para ir al gimnasio, o para ir a estudiar o para ir a entrenar.

  • Tú mismo debes ser el que te marques estos objetivos y sepas cuándo vas a realizarlos;
  • Si puedes coincidir con otros mejor, pero parte de que debes hacerlo tú;
  • Cuando uno es opositor parece que no tiene compromisos y todos los días surgen mil cosas que hacer: acompañar a un familiar al médico, ir a comprar algo con un amigo, llevar el coche o la moto tuya o de otro al taller, visitar a…, ir con…;

, “me llamó Fulano y fui con él a…”. Ten en cuenta que no vas a tener a nadie que te dirija ni te diga qué hacer en cada momento. Tú debes ser tu propio jefe y exigirte los objetivos que te plantees. Organizarse es saber qué hacer, y para ello hay que identificar las prioridades personales de cada uno.              Para organizarse hay que tomar conciencia de las horas que tiene el día y de cómo distribuir las tareas que te has propuesto realizar, después de haber atendido las dos ineludibles (familia y trabajo): estudiar, academia, visita al parque, comer, piscina, gimnasio, entreno a pie… más todos los desplazamientos necesarios. Para organizarse, creo que es interesante hacer una planificación diaria de la semana, donde uno se pone los objetivos que quiere alcanzar, por prioridades: academia, visita al parque, subir cuerda, repasar tales temas de específico, ver tal material, comenzar con los psicotécnicos, no nadar que ya lo hice la semana pasada, repasar legislación, etc.     Conocidas las prioridades de la semana, en cada uno de los días, durante la mañana o la tarde, uno se planifica cada una de las tareas que quiere realizar. De esta manera, cuando llega el lunes, hasta el viernes por la tarde, uno sabe qué hacer cada mañana y cada tarde. Se evitan los pensamientos del tipo: “a ver si voy a…”, “no sé si acompañar a Fulano a la piscina, que me ha llamado…”, “estoy un poco cansado para ir al gimnasio…”.

Pienso firmemente que hay únicamente dos prioridades: el trabajo y la familia. Todo lo demás no son prioridades, después está la oposición. De hecho, si no tienes responsabilidades familiares o de trabajo tienes una ventaja muy grande frente al resto de los opositores (otra cuestión es que sepas realmente aprovechar esta ventaja).

Claro que estarás cansado, no lo dudes. En cualquier caso, los objetivos te planifiques deben ser realizables, de nada vale ponerse objetivos muy duros o muchos en un día si sabes que no los vas a cumplir o no te va a dar tiempo. No seas ingenuo. Si te lo estabas planteando, la siesta no existe para el opositor.

Aprovecha la noche para dormir o tus días de descanso para la siesta. Una persona que trabaja con turno partido no se echa la siesta. Una siesta es perder un tiempo precioso en uno de los mejores momentos del día.

Entiendo que cerrar los ojos durante no más de 10 ó 15 min con las piernas extendidas no es una siesta. LO PRINCIPAL: ESTUDIAR Las pruebas de la oposición son muchas y variadas: conducir, test psicotécnicos, habilidades manuales, pruebas físicas, pruebas de conocimiento, reconocimiento médico.

  • Pero la que te llevará más tiempo preparar y marcará, normalmente, la diferencia entre ser bombero y no serlo son las pruebas de conocimientos y, para superarlas, hay que estudiar mucho, mucho;
  • El estudio del opositor no es comparable con el del universitario;

El universitario, realmente, no está preocupado si no aprueba una asignatura. En primer lugar tiene muchas asignaturas, con lo cual aprobar o suspender una más o menos no importa, si no aprueba en junio lo puede volver a intentar en septiembre, y si no en febrero, y si no se vuelve a matricular y vuelta a empezar.

  1. Además, necesita un cinco para aprobar, nada más;
  2. Tú como opositor realizarás en tu carrera de opositor muy pocos exámenes en los cuales estés realmente preparado para competir, a lo mejor en dos o tres ocasiones, durante un periodo de varios años;

Además, al opositor no le vale con un cinco para aprobar. Aquí no se trata de aprobar, sino de obtener plaza o no, y para eso hay que sacar buena nota, y sacar nota en una oposición es muy difícil porque normalmente la nota cinco , el apto , no se encuentra en la mitad de la puntuación del examen, sino mucho más arriba, donde le interese al tribunal para quitarse a más gente. A continuación te doy una serie de consejos a tener en cuenta: DÓNDE ESTUDIAR Puedes hacerlo en una biblioteca o en casa. Y mi consejo es una biblioteca seria, donde se estudia realmente. En la universidad, cada facultad o escuela tiene la suya propia y seguro que encuentras la que más se adapta a ti. Estudiar en casa es un peligro, hay demasiados elementos distractores. Mi consejo es que lo hagas en una biblioteca.

En cualquier caso, si prefieres estudiar en casa hazlo en un cuarto, con la puerta cerrada si hay gente en casa, con tu mesa propia y adecuada al estudio, con tus cosas. EN QUÉ CONDICIONES NO SE ESTUDIA Si estudias en casa, no lo hagas en la cocina, en la terraza, en el salón, en la cama o en un sitio similar.

See also:  Que Son Los Cursos No Acreditados?

Debe ser en tu mesa personal y no en un lugar compartido. No estudies en la playa, en la piscina, en el campo… no funciona. Es preferible que vayas y disfrutes de la playa, la piscina o el campo, pero no mezcles las dos cosas, no te aprovechará ni una ni la otra. Compañía de estudio. Por supuesto, no se debe estudiar con otras personas que no estén estudiando también. Pero yo iría más allá, solamente estudiaría en compañía de otros opositores. Muchos estudiantes universitarios no están acostumbrados al ritmo de estudio de un opositor y pueden resultar distractores.

  • Estudiar con tu pareja, en casa y solos, es un peligro;
  • Podéis terminar haciendo algo que requiere vuestro consentimiento mutuo y es bastante placentero;
  • No se estudia comiendo, oyendo música, con el móvil encendido (WhatsApp, Facebook, e-mail, etc;

), con la tele encendida, con la radio, son todos elementos distractores que impedirán que te concentres o te interrumpirán cada poco: son fatales. De noche no se estudia. Las personas estamos hechas para dormir de noche y trabajar de día. Más aún cuando tienes que llevar un ritmo elevado de actividad física y mental.

Las horas de descanso, y siempre a la misma hora, son fundamentales. Hay que tener en cuenta que la última hora del día no es la más productiva para estudiar. Estamos cansados de trabajar, entrenar, haber transcurrido la mayor parte del día.

Dentro de las prioridades de cada cual, si es posible, es preferible estudiar a primera hora del día o de la tarde. Pero la hora más productiva para estudiar es a primera hora de la mañana. Cuando estés estudiando no te puedes levantar cada 15 min con cualquier excusa: ir al baño, tomar café, llamar por teléfono, hablar con Fulano, etc. CÓMO HAY QUE ESTUDIAR En definitiva no hay que inventarse nada extraño. Básicamente en tu casa o en la biblioteca, de día y centrado en ello. Solo o con otros opositores. Comido, bebido y bien sentado. Tienes que estar mentalizado para hacerlo, ser consciente de cuándo vas a sentarte y hacerte a la idea previamente. Estudiar no es algo que a uno se le ocurre de repente, se sienta y le cunde.

Esto hace que el tiempo empleado sea ineficiente y muy poco rentable, significa que no estás concentrado. Las tiradas mínimas de no levantarse del asiento son de 30 a 40 min. Al principio todo esto cuesta, pero al final ves como todos hacen lo mismo.

Requiere cierto ejercicio de mentalización, sobre todo al principio. Hay que estudiar descansado, centrado en ello y con luz natural. Preferentemente por la mañana, desde primera hora o por la tarde comenzando cuanto antes. Ten presente que estudiar te cansará, así que comienza por lo que te resulte más arduo, normalmente los temas jurídicos, y termina por lo más asequible o agradable.

  1. Un atril ayuda;
  2. En cuanto al tiempo que le dediques, no te plantees menos de una hora cada vez que te sientes;
  3. Para estudiar media hora mejor vete a dar una vuelta y despejarte;
  4. En cuanto a las horas que le debes dedicar diarias, también es muy variable y depende de tu facilidad para memorizar, pero no comiences por menos de 2 o 3 netas;

Horas netas de estudio son las que medirías con un crono desde que te sientas en la mesa hasta que te levantas, sin comentar ni hablar con nadie. Estudiar es una actividad íntima. ENTRENAR Las pruebas físicas de la oposición son exigentes. Pero solo eso, se pueden alcanzar con el entrenamiento adecuado y cualquier persona con una condición física normal puede adquirir el nivel de forma requerido para superarlas. Lo bueno de las pruebas físicas, como parte del proceso de selección, es que son pruebas perfectamente reproducibles y uno las puede ensayar las veces que quiera, comprobando el resultado. ¡Las pruebas escritas no son reproducibles!, mientras que las físicas son las únicas de la oposición de las que ya sabes la respuesta. Solo una lesión o los nervios deberían hacerte contestarla mal o fallar. Si comienzas con la oposición y no estás en forma lo primero es adquirirla, después vendrá el entrenamiento específico.

Para estar en forma no hay que hacer nada desconocido ni existen fórmulas milagrosas o elaboradas. Haciendo carrera continua (mínimo 45 min, 3 ó 4 veces por semana), haciendo nado libre si tienes pruebas de agua, y tonificación general en un gimnasio, puedes mejorar tu forma física sin mucho asesoramiento.

Lo primero que hay que hacer para empezar a prepararse es tener un peso adecuado. Adelgazar sí es necesario. A partir de aquí comienza el resto. Tampoco hay fórmulas milagrosas para adelgazar. La forma es bien sencilla: comer de manera equilibrada y variada y hacer ejercicio.

  1. Si tienes sobrepeso, corriendo se adelgaza;
  2. Te aseguro que, independientemente de la alimentación, haciendo carrera continua de tres a cuatro veces por semana entre 45 y 60 minutos a un ritmo cansado, se adelgaza;

Al cabo de los meses se adelgaza. Mujeres. Una de las pruebas exigidas en muchas oposiciones es la trepa de cuerda. No conozco muchas oposiciones, pero en las que he vivido no he visto a una mujer que supere la trepa de cuerda cuando se exige un tiempo mínimo.

Con esto solo pretendo informar de lo que he visto con mis propios ojos: las mujeres trepan la cuerda, sí, claro que lo hacen, pero les cuesta mucho en el tiempo pedido cuando la marca no se diferencia por sexo.

Fisiológicamente somos diferentes y a igualdad de entrenamiento el brazo de una mujer no se desarrolla como el de un hombre. Si eres mujer fíjate muy bien en la prueba de potencia que exigen en la oposición ya que esta será tu cuello de botella. Para preparar las pruebas lo mejor es acudir a un preparador, al menos las que se te den peor. Una vez que conoces el entrenamiento podrás hacerlo a tu aire o en grupo. El opositor físicamente bien preparado es el de “término medio”, ni alto ni bajo, ni fornido ni delgado, lo mejor es ser proporcionado. De nada vale tener el brazo de Conan y trepar la cuerda como Chita, si luego tienes que nadar.

  1. De nada vale correr un mil en 2:50, si luego tienes que levantar 60 kg en press de banca;
  2. Las pruebas físicas de la oposición de bombero son de fuerza, resistencia, potencia, agilidad, equilibrio, coordinación, natación, habilidades concretas, medida del miedo a la altura, etc;

Tener cualidades en alguna de ellas supone perderlas en otras. Piensa que las pruebas de carrera se entrenan en pista, las de fuerza en gimnasio, las de agua en un piscina de natación (no de recreo) y las de agilidad y/o equilibrio en un lugar adecuado donde se puedan reproducir en las mismas condiciones que en la prueba real.

See also:  Como Funcionan Los Cursos De Buceo?

Ello implica que te has de desplazar a diferentes lugares para poder entrenarlas todas ellas, y esto es logísticamente complicado, además de consumir mucho tiempo en el día si no lo tienes todo cerca o un medio de transporte cómodo y rápido.

Como ya te he dicho, las pruebas físicas tienen la ventaja de que se puede reproducir exactamente como serán en la prueba real (salvo el estrés), al menos la velocidad, la resistencia, la natación y las dominadas. Hay otras como la cuerda, los circuitos de agilidad o equilibrio que son más difíciles porque es más difícil disponer los medios.

Por ejemplo, puede no ser fácil encontrar una cuerda de 6 m de longitud preparada para la trepa, una viga de equilibrio a 2 m de altura, o un circuito combinado expresamente diseñado para las pruebas de acceso.

CUÁNDO ENTRENAR No acostumbres tu cuerpo a una hora de entrenamiento. Piensa que las pruebas físicas se pueden estar desarrollando desde primera hora de la mañana hasta bien pasado el mediodía. Eso significa que hay opositores que están corriendo la velocidad a las 8:30 y otros que pueden estar haciendo el mil a las 15:30. El frío o el calor no deben afectarte. La época del año en la que te examines será imprevisible y el tiempo que haga también, puede hacer mucho calor o mucho frío. Estas sensaciones las has tenido que vivir entrenando y no debes someter tu cuerpo a ese estrés añadido en unas pruebas reales, que todo sea ya conocido y experimentado.

  • Si te has acostumbrado a correr por la tarde, o a media mañana, puedes tener problemas si lo has de hacer a otras horas;
  • Te aconsejo que cambies tus horarios de entreno, al menos por temporadas, piensa que esto va a durar años;

No renuncies al entreno los días de verano calurosos (bebe más agua) ni los de invierno fríos, abrígate adecuadamente y ya está. También puede llover. O estar la pista mojada por la lluvia. Entrenar la carrera con lluvia, puede ser una experiencia motivante, incluso reconfortante cuando ya estás mojado, y además ayuda psicológicamente a resistir el deber de cumplir con lo que has acordado entrenar o estudiar (acordado contigo, por supuesto, según tú plan).

LAS PRUEBAS Has de entrenar todas las pruebas. Las que se te dan bien y las que se te dan mal. Muchos opositores se centran en las que mejor hacen huyendo de las que peor llevan. Que no sea este tu caso. Sé consciente de en cuál debes mejorar y machácala.

¿De qué vale hacer el 1. 000 en el tiempo correspondiente a la nota de 10 y seguir entrenándolo? Mejora en las otras, aprieta en las otras pruebas que lleves peor. Cuidado con las de fuerza o potencia, apretar mucho puede conducir a la lesión, he visto cómo la trepa de cuerda resulta muy lesiva para muchos opositores. Periódicamente hay que medirse las pruebas para comprobar que las haces y saber qué marca tienes. Puede ser un momento duro pero no lo evites. Hay algunas que las haces entrenando, como las dominadas, o los circuitos de agilidad, pero la carrera y la natación hay que medirlas cada dos meses, como poco, en plan “a ver cuánto hago”. Tampoco todas las semanas para no obsesionarte.

Superar una prueba no debe consistir en la marca del apto. Por supuesto, si son puntuables debes apretar para conseguir nota, pero piensa también que el día de las pruebas puedes encontrarte lesionado, enfermo o tocado de alguna manera.

Si llevas la prueba muy justa tendrás problemas para ser declarado apto. Y ten en cuenta que, en todos los procesos, además de obtener nota, es prioritario ser declarado apto, si no lo eres estás fuera. OTROS CONSEJOS En el plan que te hagas de entrenamiento y estudio plantéate objetivos realizables. Plantéate la oposición con el rigor de un trabajo. Cuando no trabajas, la gente que te rodea, familiares y amigos, te propondrá hacer mil cosas porque ellos piensan que no tienes nada que hacer. Lo que ellos piensen da igual, lo importante es que tú tengas claro que a las once de la mañana no es momento para acompañar a alguien a hacer una gestión, o a las cinco de la tarde ir de compras un martes.

  • De nada vale proponerse hacer mil cosas un día si sabes que no te dará tiempo, o no has contemplado los desplazamientos, o el tiempo de ducha y charla que tienes entre una actividad y otra;
  • Organiza tu tiempo y aprende a decir: “no puedo, lo siento, tengo que estudiar”, a decírtelo a ti mismo y a los demás;

Aprende a rentabilizar el tiempo que empleas en cada cosa. No te pases la mañana en el gimnasio. Es fácil hacerlo si hablas demasiado entre ejercicio y ejercicio. Dedícate a la oposición de lunes a viernes y tomate tu tiempo de ocio el fin de semana. Oblígate a ello. Cuando estudies, o cuando estés con otra cosa, piensa que no puedes dedicarle todo el tiempo que te gustaría, lo normal es que te quedes con ganas de más, pero tiempo que estés con algo es tiempo que le restas a otra cosa, por eso es importante organizarse y saber cuándo parar. Por ejemplo, todos queremos leer muchos artículos sobre incendios de interior, o la teoría del fuego y tener muchísimo material para estudiar sobre ello, y quizás no te sabes de memoria los primeros artículos de la Constitución. Rentabiliza tu tiempo, que son muchos los palos que tienes que tocar.

De esta manera descansarás y tendrás más ganas de seguir el lunes. La oposición es dura y toma conciencia de que la sacarás tú solo. Estás solo en esto y debes ser capaz de hacer todo lo que tienes que hacer por ti mismo.

Dicho esto, lo mejor es que tengas un grupo de oposición, para entrenar, para reproducir las pruebas, para estudiar. No tiene que ser el mismo grupo, pero es indudable que andar esto solo es imposible, es como atravesar el desierto. Ten tu grupo de confianza y el resultado será mejor.

  • La academia, tu entrenador, tus compañeros te ayudarán, pero conforme pasa el tiempo cada vez menos;
  • Mejor con ellos, pero eres tú el que lo conseguirá;
  • Debes presentarte a oposiciones para vivir la experiencia de cómo son;

No puede suceder que cuando se presente la oposición a la que aspiras sea la primera a la que te presentas. Cuando oposites en varios sitios, suspenderás por caer en pruebas diferentes. Pero no pasa nada, es parte del proceso, aprende de la experiencia y vive la tensión que se sufre.

Experiméntate en ello, para que cuando estés de verdad preparado y oposites donde realmente quieres, nada sea una sorpresa. Manuel García Pastor Fundamentos para Bomberos Puedes descargar este artículo aquí.

Etiquetas: opositores , artículo.

¿Cuál es el salario de los Bomberos?

El sueldo nacional promedio de un Bombero es de MXN$12,327 en México.

¿Que tengo que estudiar para ser bombero?

¿Cómo ser bombero en Mallorca?